Declaración de Popayán - Horizontes de la Gestión Pública y Comunitaria del Agua 2023

La Plataforma de Acuerdos público Comunitarios de las Américas (PAPC) ha decidido realizar el Encuentro Horizontes de la Gestión Pública y Comunitaria del agua el 25, 26, 27 de septiembre de 2023 en la ciudad de Popayán, Cauca, Colombia, para compartir experiencias, conocimientos y vivencias que nos permitan renovar nuestra comprensión acerca de nuevas y viejas estrategias de despojo y privatizaciòn del agua para enfrentarlas, organizarnos y combatirlas.

Personas, organizaciones y movimientos de las Américas, Europa, África y Asia, sesionamos estos tres días en la capital del Departamento del Cauca rindiendo homenaje a este Territorio de confluencia de centenarias luchas de los pueblos indígenas y las comunidades negras y campesinas en defensa de la tierra, las culturas y el agua. Pero queremos lamentablemente señalar que algunos de nuestros compañeros de África y Asia no pudieron estar aquí a causa de la injusticia y el racismo que caracterizan la movilidad internacional a través de la otorgación arbitraria e inequitativa de visas y permisos de viaje. Lamentamos las barreras para la entrada a Colombia de nuestros compañerxs del sur global que demuestra que la movilidad internacional está controlada por fuerzas racistas y coloniales que limitan las posibilidades de solidaridad cara a cara entre pueblos anteriormente colonizados. Insistiremos en romper las barreras, encontrarnos y fortalecer los intercambios de los pueblos del sur.

Con nuestra presencia en el macizo colombiano, rendimos también tributo al gran rio Cauca en su cuenca alta, a sus afluentes, los ríos Molino, Piedras, Pisojé, Palacé actuales fuentes de abastecimiento de la ciudad de Popayán, así como los ríos Vinagre que nace en la antigua Mina de Azufre en las faldas del Volcán Puracé, tambien juntan sus aguas los ríos Negro, Ejido, Blanco, Hondo, Saté, y Clarete que hacen parte de este mosaico hídrosocial que cruza de oriente a occidente el municipio de Popayán.

El agua nos llama, nos habla, nos recuerda con su propia voz que es un ser vivo. El agua está en constante movimiento, es nube, mar y nevado, ríos y lagos, lluvia, rocío y manantial. El agua humedece nuestra tierra, la Pachamama, dona vida a los ecosistemas de los cuales nosotrxs mismos dependemos, somos partes de ellos, fluimos con ellos y debemos defenderlos.

El agua es el nacimiento de la vida y para algunos un don de Dios y una expresión de la gracia de Dios a perpetuidad para toda la creación. Es una condición básica para toda la vida en la Tierra y debe ser preservada y compartida en beneficio de todas las criaturas y de la creación en general. El agua es fuente de salud y bienestar y exige responsabilidad a los seres humanos. El agua es un elemento presente en prácticamente todos los seres vivos sobre la faz de la tierra. El agua nos une.

Queremos construir una democracia del agua. Solo una relación ética, recíproca, transparente, comunitaria, no lucrativa y desinteresada con el agua puede posibilitar la democracia, la convivencia y la paz entre nosotrxs y el agua. Constatamos, por lo contrario, procesos que nos quieren relacionar con el agua con violencia, interés, apropiación, y desprecio. Procesos que quieren someter el agua y la naturaleza a las lógicas de los mercados, dominados por las finanzas y los agentes financieros en búsqueda de nuevas oportunidades de mercado para inversiones y beneficios privados. Se valen de la desregulación de la economía y el retiro del estado y su control corporativo, arrasan con todo lo común, con todo lo público y lo comunitario. Quieren atrapar, dominar y someter al agua.

Consulta la Declaración de Popayán completa en españolinglés, francés, italiano y alemán.