Carta de apoyo del Movimiento Europeo del Agua al Foro Mesopotamico del Agua

Con esta carta, los miembros y aliados del Movimiento Europeo del Agua expresan su apoyo y solidaridad con la gente que organiza el Foro de Agua de Mesopotamia, un foro de la sociedad civil sobre la gestión alternativa de los ríos Éufrates y Tigris y sus afluentes en Irak, Turquía, Siria e Irán, que tendrá lugar entre el 6 y el 8 de abril de 2019 en Sulaymaniyah, región de Kurdistán en Irak.

En todo el mundo hay ejemplos de daños causados por represas y centrales hidroeléctricas. Las evidencias están bien documentadas y existe una creciente red internacional de personas que luchan contra estos daños. Por lo tanto, la lucha contra las represas podría considerarse como una lucha global.

El Movimiento Europeo del Agua forma parte de esta red internacional que defiende los ríos, los territorios y las comunidades vinculadas a ellos.

Leer más...

Votación sobre el JEFTA en el Parlamento Europeo

Estimado eurodiputado, estimada eurodiputada,

Las negociaciones para el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Japón (JEFTA) se iniciaron en marzo de 2013. Entre los días 10 y 13 de diciembre el plenario del Parlamento Europeo votará sobre este acuerdo.

El JEFTA es el mayor tratado comercial jamás concluido por la Unión Europea. Japón es un país con un PIB tres veces mayor que el canadiense, el socio del anterior acuerdo comercial, el CETA, que ha servido como modelo para el JEFTA según la Comisión Europea.

Mientras que el CETA incluía numerosas deficiencias sobre recursos hídricos y la gestión pública del agua y el saneamiento, el texto del JEFTA es aún peor. Además, transferirá una parte importante de poder del Parlamento Europeo a comités no transparentes ni democráticos.

El CETA contaba con un artículo, el 1.9, que recogía “derechos y obligaciones sobre el agua”. No hay un artículo similar en el JEFTA. Este artículo, aunque claramente insuficiente, excluía al menos el agua “en su estado natural” de convertirse en una mercancía y, aunque de manera insuficiente, conservaba los derechos de las autoridades públicas a decidir de manera independiente cómo repartir los recursos hídricos.

Por las carencias del CETA en relación al agua algunos Estados miembro insistieron en incluir aclaraciones sobre este tema en el Instrumento Interpretativo Conjunto, de carácter legalmente no vinculante (No. 11, p. 8). En especial, la declaración de Eslovenia en las actas del Consejo subraya las deficiencias del CETA y destaca el derecho de Eslovenia a limitar o cancelar derechos de agua previamente adjudicados (No. 23, p.18). Todo esto está ausente en el JEFTA.

Queremos recordarle que el agua es esencial para la vida. En momentos donde la falta de agua se está convirtiendo en un fenómeno también en la UE, solo podemos considerar votar a favor del JEFTA como un acto de grave irresponsabilidad.

Además, el JEFTA también falla en excluir servicios sectoriales de tratamiento de agua de las obligaciones de acceso a mercado, haciendo que este importante servicio quede sujeto tan solo a una clausula horizontal (public utilities) que no ha sido diseñada para su uso en un acuerdo con lista negativa. Varios expertos han alertado sobre la enorme incertidumbre legal de esta cláusula, así como sobre un alto número de términos sin definir en el acuerdo. En el JEFTA esta incertidumbre legal alcanza límites más que alarmantes ya que el comité interno global del JEFTA, el Joint Committee, puede adoptar interpretaciones legales de las disposiciones del acuerdo (Art. 22.1 para 5, p. 548). Esto permite un desarrollo legal independiente del JEFTA, incluso en contra de la voluntad del Parlamento Europeo (Art. 218 para. 9 TFEU). Este tema va más allá del agua y afecta a todos los aspectos cubiertos por el JEFTA.

Debe quedar claro para todos las y los miembros del Parlamento que un voto favorable al JEFTA supondría trasladar una parte importante del poder depositado en el Parlamento Europeo a un opaco comité del JEFTA. El mandato de un eurodiputado o eurodiputada no incluye permitir tal transferencia.

Asimismo, el JEFTA incluye una lista negativa para la liberalización de servicios. Durante las negociaciones del CETA, el Parlamento Europeo dejó claro que solo aceptaría este tipo de lista como una excepción (ver resolución P7_TA(2011)0257 del 8 de Junio de 2011). El JEFTA sería el primer acuerdo que incluya de nuevo una lista negativa. Si el Parlamento quiere ser tomado en serio tiene que mantener sus propias resoluciones y rechazar el uso de una lista negativa en el JEFTA.

En resumen, por todos estos argumentos tenemos que hacer un firme llamamiento a los miembros del Parlamento Europeo para votar contra el JEFTA en el Plenario. El futuro del agua y de nuestra democracia parlamentaria están en juego.

Reciba un cordial saludo,

El Movimiento Europeo del Agua es una red abierta, inclusiva y pluralista cuyo objetivo es reforzar el  reconocimiento del agua como un bien común y un derecho fundamental universal.  Cuenta con miembros en 11 países europeos.

hello (at) europeanwater.org

Carta a los eurodiputados sobre la refundición de la Directiva de Agua Potable

Estimado MEP,

Este año, la Comisión Europea inició la revisión de la Directiva de Agua Potable (Drinking Water Directive, DWD). Es la primera vez que la legislación europea tiene en cuenta las demandas de la Iniciativa Ciudadana Europea por el Derecho Humano al Agua (ECI Right2water).

El movimiento Europeo del Agua (European Water movement, EWM) ha sido uno de los actores principales en la realización de la ECI.

El 11 de Septiembre, el comité de medioambiente (ENVI) del parlamento europeo votó acerca del informe de la revisión de la DWD. Algunas de las enmiendas relativas al derecho al agua (Right2Water) fueron rechazadas por una escasa mayoría de los miembros el Parlamento Europeo. El texto final se votará en el plenario del 23 de Octubre.

Nosotros solicitamos que realmente se considere la provisión de acceso universal al agua, y no la vaga mención como se hace actualmente.

La DWD necesita ser modificada por los parlamentarios europeos para apoyar la ECI y el Derecho Humano al Agua. Por ello, le pedimos que apoye los compromisos alternativos: un artículo 13 que recoja las medidas para asegurar el acceso al agua potable como un derecho universal. Le pedimos que el parlamento se comprometa a adoptar todas las medidas posibles para asegurar el acceso universal, tal y como recoge la ONU!

Somos muchos los que estamos esperando tu apoyo a esta propuesta crucial para los ciudadanos europeos. La revisión de la Directiva de Agua Potable es la mejor ocasión para implementar el Derecho Humano al Agua “Right2Water” en la legislación de la UE, para mostrar que la UE puede legislar en algo tan concreto para la vida diaria de los ciudadanos Europeos.

Por ello, le pedimos que apoye los compromisos alternativos. Confiamos en que podemos contar con usted para apoyar el Derecho Humano al Agua!

Saludos cordiales

Regadío y uso de plaguicidas : el gobierno francés al servicio del sistema agro industrial

Nota de prensa de Attac France

En paralelo con el ataque sin precedentes contra los servicios públicos y los derechos laborales, el gobierno está modificando radicalmente la política agraria y del agua, en un proceso al servicio del sistema agro industrial y bajo el falso pretexto de la lucha contra el cambio climático.

Los ministros Nicolas Hulot y Stéphane Travers impulsaron nuevamente en el 2017 los proyectos de ordenación del regadío agrícola, solicitados por la FNSEA e Irrigants de France. Crearon un grupo de expertos sobre la gestión de los recursos hidricos en la agricultura. Dicho grupo tiene por objeto no declarado destruir las barreras reglamentarias, reducir e, incluso, eliminar los estudios de impacto ambiental y las posibilidades de presentar recursos por parte de las asociaciones, como está pasando ahora con los proyectos eólicos y de metanización. Por otra parte, el gobierno exige que las agencias del agua participen en financiar las balsas, los sistemas de retención de agua y los transvases, aunque este mismo gobierno decidió reducir sus presupuestos que dependen esencialmente de los canones de los usuarios domesticos y exige de las agencias que reduzcan el personal.

Leer más...

El movimiento europeo del agua dice ¡No a JEFTA!

El Tratado de Libre Comercio UE-Japón (JEFTA) cuyas negociaciones se iniciaron el 25 de marzo de 2013 y concluyeron en julio de 2017 va a ser aprobado. El JEFTA va a ser ratificado por Jean-Claude Juncker, Donald Tusk, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, el 11 de julio de 2018 en Bruselas.

JEFTA es el acuerdo comercial más grande jamás firmado por la Unión Europea. Japón es un país con un PIB tres veces mayor que la de Canadá (el anterior acuerdo firmado y que ha servido como modelo para Jefta Según la Comisión Europea). El acuerdo cubrirá una cuarta parte del PIB mundial. Aunque el capítulo de inversión se ha eliminado, apenas ha habido debate en la sociedad europea, y el Parlamento Europeo ha tenido muy pocos debates al respecto. Se votará después del verano si finalmente se confirma su adopción el día 11.

JEFTA, a pesar de su impacto en la economía, no tiene en cuenta las demandas del Movimiento Europeo del Agua y la sociedad civil europea en general. Consideramos que esto es escandaloso de la parte de la Comisión Europea y está en contradicción con sus declaraciones precedentes en relación al agua y los servicios públicos.

A diferencia del Acuerdo con Canadá [CETA], no existe un artículo sobre "derechos y obligaciones relacionados con el agua" en el JEFTA. Este artículo, aunque insuficientemente, excluye el agua "en su estado natural" del mercado. Esta exclusión no existe en JEFTA.

Al igual que en el CETA, al que nos hemos opuesto, existe una reserva para el suministro público de agua en la UE que brinda protección contra las obligaciones de liberalización. Sin embargo, el acuerdo impone una liberalización progresiva y recíproca que nos parece extremadamente preocupante. Dado que Japón otorga acceso a los mercados al suministro de agua en Japón, también hay un aumento significativo en la presión para una mayor liberalización del suministro de agua en la UE. Además, en ciertos casos, algunos comités van más allá que el control parlamentario. Es necesario un mayor escrutinio para determinar si hay posibilidades de liberalización del suministro de agua. En el CETA, la cláusula interpretativa Introducida por Eslovenia daba una cierta cobertura de este tema, no hay cláusula de este tipo en JEFTA debido al carácter secreto de las negociaciones.

Además, no existe una exclusión horizontal para los servicios públicos y los servicios ambientales en su totalidad, por lo que el ciclo del agua está en peligro de liberalización. Además de eso, a diferencia de CETA, los servicios de aguas residuales no tienen una reserva de la parte de Alemania lo que resulta en una obligación de acceso al mercado para los servicios de aguas residuales en Alemania como consecuencia. Consideramos esto como una liberalización a través de un acuerdo comercial del ciclo del agua.

Por último, pero no menos importante, el principio de precaución no se menciona en ningún lado. Por lo tanto, esta base esencial de la protección del consumidor y del medio ambiente de la UE aún se ve socavada, especialmente en lo que respecta a cuestiones internacionales.

Por todo lo mencionado arriba y el procedimiento de vía rápida que va adoptar la Comisión Europea, hacemos un llamado a todos los gobiernos y todos los miembros del Parlamento Europeo a votar en contra de JEFTA en la próxima votación. ¡El futuro de nuestra agua está en juego!

Para más información: David Sánchez - hello (at) europeanwater.org , +32485842604

El Movimiento Europeo del Agua es una red abierta, inclusiva y pluralista cuyo objetivo es fortalecer el reconocimiento del agua como un bien común y como un derecho universal fundamental. Tiene miembros en 10 países europeos.

Agbar lleva a juicio a la Alianza contra la Pobreza Energética

La compañía denuncia a tres activistas por una acción del pasado mes de febrero, intentando frenar así la lucha por el derecho a los suministros básicos.

Barcelona, 7 de mayo de 2018

Desde la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) hemos trabajado desde nuestro nacimiento para detener los cortes de suministro en Cataluña y hemos confrontado las grandes multinacionales de agua, luz y gas para exigir la protección de derechos tan esenciales como el acceso al agua y la energía. Hemos conseguido conjuntamente con la PAH y el Observatorio DESC, así como con el apoyo de muchas otras entidades y colectivos, impulsar una ley que ha parado más de 40.000 cortes de suministro en Cataluña y hemos situado a las empresas suministradoras en el centro del problema, señalando a estas compañías, con beneficios multimillonarios, como responsables de una lacra que afecta a más del 10% de la población en Cataluña.

A día de hoy, Aguas de Barcelona (Grupo Agbar-Suez) ha decidido llevar a juicio a tres compañeras de la APE por una acción de denuncia que tuvo lugar en sus oficinas comerciales de Barcelona el pasado 27 de febrero. Con esta acción, Agbar demuestra ir en contra de quienes defienden los derechos de la ciudadanía y elige la vía de la represión contra la sociedad civil organizada.

Leer más...